Tod Freund, meine Muse


Allí la encontré acurrucada, en un rincón de la habitación. Era una criatura indefensa, débil, de apariencia vulnerable. Así me pareció a primera vista. No pude más que intentar ayudarla, o no sé bien qué en realidad. Más tarde, ella mostraría su verdadera esencia.
Una incipiente tristeza,  y una profunda angustia poco a poco fueron parte de mi existir, a medida que este ser estaba más y más próximo a mi.

Cuando pude notar ahí cerca mi propio fin era demasiado tarde. Había dejado de parpadear, y ni siquiera lo noté, pronto respirar tampoco me fue necesario.
Se agotaron todas mis fuerzas, y ahí ella me tomó por completo, llevandome a mi inminente desaparición.
Acaso no lloré, no tuve miedo o clamé piedad?
No podía, algo en mí no me dejaba, no quería. Estaba ahora convencida.
Creo que no me despedí de nadie, nadie acaso me extrañaría. No creí tampoco dejar nada pendiente, ni ser indispensable para algo o alguien. Sólo sucedió, y hoy es cosa del pasado.
Vago descalza, en un vestido roído, buscando almas como yo, taciturnas, desesperadas, a quienes ya no les queda hálito de vida...

11 comentarios:

Sergio a.k.a. The Question dijo...

Hola. Me intriga el título del texto, quizás muy acorde a un enigmático relato expectral. Me hizo pensar que muchas veces la muerte no suele ser ese dramático momento Holliwoodense sino algo fugaz, una transición con sensación etérea.

Saludos, que tengas excelente día :)

Eleanor Rigby dijo...

Sergio: Quién sabe cómo será,...si una luz, una mujer, o la parca... sólo sé que es mi musa, y lo descubrí hace muy poco tras la charla con un amigo.

Capaz suena tétrico, loco o espectral como dice.

Me alegro que le haya gustado, la verdad.

Un abrazo.

Etienne dijo...

Lo percibo como una metáfora, como diciendo que los indefensos son los más propensos a caer. Aquello que nos parece algo digno de proteger tal vez se vuelva contra nosotros, nos absorba la energía y finalmente nos fagocite. O tal vez no.
Besos a vos!

Eleanor Rigby dijo...

Etienne: No lo había pensado así... Nos creemos fuertes contra el mundo, contra todo lo que nos rodea como si fuéramos los únicos capaces... un día todo se desvaneces y vuelve a lo inanimado, nada más.

Beso.

Hugo dijo...

Ojalá que cuando nos toque sea así, algo casi imperceptible.

Abrazo.

(Y ojalá que si me toca quedarme como espíritu en este mundo, pueda joderles un poco la existencia a un par de seres que tengo en mente. Y que no me toque usar un vestido).

Eleanor Rigby dijo...

Hugo: mi abuela solía decir algo, y siempre me quedó... y cuando la gente se vuelve fatalista la recuerdo: "cuando pase, no nos vamos a dar cuenta", ella lo decía x el Fin del Mundo, pero el fin de nuestro mundo qué es sino la muerte material...

PD: he pensado muchas veces volver así, asustar y eso... jajaja...capaz seremos dos lo de vestido...

Garriga dijo...

bien. todo depende de la debilidad de las almas que quedan a merced de seres así. Hay que cuidarse y no estar distraído o en cualquier momento seremos buscadores de almas distraidas. Me gusto la idea circular. Adios

Eleanor Rigby dijo...

garriga: Mkis ideas dan tantas vueltas en mi cabeza que quedan así, a veces como dando una sensación de circularidad...je.

Gracias x su comentario, me pasearé x el su blog.

Sergio a.k.a. The Question dijo...

Hola de nuevo. Te he dejado un premio en mi blog, espero puedas pasar a ver la entrada al respecto.

Saludos.

AGUSTIN dijo...

Cuando me toque a mí, con mi espíritu voy a buscar el del entrerriano Hugo, y lo voy a invitar a salir por las noches a mover las frazadas de más de cuatro.
Por joder, nomás.

Sandra Montes dijo...

Hola
Me llamo Sandra y tengo un directorio web. Me ha encantado tu blog! Tienes unos post muy interesantes. Buen trabajo, por ello me encantaría contar con tu sitio en mi directorio, para que mis visitantes entren a tu web y obtengas mayor tráfico.
Si estás de acuerdo házmelo saber.
PD: mi email es: montessandra37@gmail.com
Sandra.