Noviembre eterno...

Poca gente en las calles,
las luminarias no cierran aun sus ojos,
nuestras miradas no necesitan de nada más,
la complicidad es nuestra única compañía.

La Plaza nos esperaba
un banco fue testigo de nuestro primer beso
tus ojos me dijeron todo,
pregunté de todos modos y me perdi por completo.

Qué hacemos ahora, eso cambió todo
mi vida dejó de ser eso que era
ya no era dueña de mis actos
sólo vivía porque estabas.

Ese noviembre en tarde fue eterno
apenas si me recordaba.
Las caricias, la ternura
con tus abrazos moría mi dolor.

Las risas, las sábanas,
el rock en el aire...
El grafito de tu lápiz
y un dibujo con mis manos.

Recuerdo la ultima vez, a tu cuerpo pegado a mi,
la eternidad de tu cariño y tus ultimas palabras...
Nos dijimos chau con mirada triste y perdida
y fue en ese instante en que te perdi para siempre.

Jamás entendí el porqué
sólo sé que me dejaste ahí sola
Y a tu regreso ya no eras vos
no sé quién eras, te quedaste donde te fuiste.

Pasó tiempo hasta que hablamos
nunca vlviste a ser igual
no sé acaso si me odiaste,
ni yo porque no dejaba de amarte.

Y me fui llorando por las calles
mi alma quedó en una de las esquina.
Eso que fui con vos no fui más
esa parte es tuya, de nadie más.

Hoy te miro desde lejos y vos a mi,
sé que no podés conmigo si estoy cerca.
Y en ese instante dejás de ser eso para ser vos
y yo no soy la misma que ahora para volver a ser tuya.

20 comentarios:

Ménage à Trois dijo...

Muy nostalgico el relato, no puedo comentar mucho mas que eso, entiendo esa sonrisa resignada con aires de melancolia.

Eleanor permiso, voy a separar la primer parte: esa imagen, esa plaza donde los esperaba un banco testigo de ese primer beso, ese "Noviembre", poca gente en las calles y la complicidad como unica compañia, un otoño lleno de naranjas... es algo que me lleva de manera inmediata a mis sueño: http://cornudo-conciente.blogspot.com/2010/08/in-wind.html
Tambien hice otro relato respecto a Noviembre, pero por las dudas no lo leas.
Beso!

Tatuagem dijo...

Recuerdos...despedida..ya no somos los mismos...

Besos

Yoni Bigud dijo...

Unas líneas muy sentidas. Yo no creo tanto en los cambios repentinos de la gente. En este caso más bien infiero una percepción tardía.

Muy bueno.

Un saludo.

Mariela Torres dijo...

Es cierto, melancólico, nostálgico y bello en su tristeza.

Besos.

Eleanor Rigby dijo...

Menáge: tiene mucho de nostalgioso, porque es un dolor viejo, pasado que se hace presente...

Estuve viendo su post... que básrbaro, elegir un banco como casi protagonista del comienzo de lago maravilloso más allá de su final.

Tatuagem: ya no somos eso que fuimos, algo nos marca y nos hace diferentes...

Eleanor Rigby dijo...

Yoni: tampoco yo sabe, no creo que una persona cambie de un día para otro, el problema es esa incertidumbre contínua de no saber que fue eso que hizo tal clik.

Mariela; ver hermosa a la tristeza es lo más difícil..

Etienne dijo...

A veces, perdidos por un estado limitado e hipnótico de las cosas, pensamos que lo que tenemos es lo único que hay y que cuando acaba, nos morimos. Hoy, después de sobrevivir un par de ésos, me doy cuenta que ése dolor por esa ausencia y por ese dolor que me infligieron valió la pena, me mostró que podía seguir vivo sin ella.
Es inevitable deshidratarse pero más bueno sería poder entender por qué uno tolera y soporta hasta que revienta en lugar de charlar cuando es una simple inquietud. Y el click es crack y se podría haber evitado.

Besos!!

Eleanor Rigby dijo...

Etienne: No sé si es dolor por la ausencia sino más bien por el nos aber que pasó...
Yoni decía que no creia en los cambios repentinos...a lo mejor la protagonista no pudo detectar los signos que fueron llevando a ese crack del que habla. cómo evitar ciertas cosas?
Creo que la vida nos enseña eso, con este tipo de situaciones.
Uno puede sobrevivir sin el otro, aunque duela, aunque uno se deshidrate, aunque quiera desaparecer..

deMónicamente dijo...

cuando la respuesta que esperamos, no llega...todo es impotencia y dolor.
entiendo tu recuerdo de ese noviembre.
kisses

Zeithgeist dijo...

nice... me gusta la ondita de dia de lluvia.

Lic_jasper dijo...

A mi noviembre nunca me dio buena espina, siempre me parecio triste y perdido entre un octubre primaveral, y un diciembre con cierre.
Es como si estuviera inconexo ahi, ocupando lugar por que es necesario ocuparlo, nomas.

Quiero resaltar una parte, que la siento como propia:
"Y me fui llorando por las calles
mi alma quedó en una de las esquina.
Eso que fui con vos no fui más
esa parte es tuya, de nadie más."

Eleanor Rigby dijo...

deMónicamente: Ahí no hubo ninguna respuesta, todavía espero. No me gusta quedarme con espinas en el alma.

Zeithgeist: Le pareció un día de lluvia??? Muy gris, mucha desazón..se dice así?

Eleanor Rigby dijo...

Licenciado: sabe que sí, noviembre es ese mes ahí extraño, raro, descolgado y hasta desencajado...por eso esta historia tenía que suceder justo en ese tiempo.

Cuando uno ha amado a alguien, ese amor queda con esa persona, parte de eso que fuimos y sentimos se ha quedado con esa persona...


PD: me alegra que le haya gustado.

elpibedesistemas dijo...

Eso que fui con vos no fui más
esa parte es tuya, de nadie más.

Eso me mató. Creo que no hay mejor manera de resumir una relación pasada... muy lindo y muy triste a la vez.

Saludos,
El Pibe de Sistemas

Thotila dijo...

No hay nada que hacer, crecemos desamparados. No se enseña emociones en los colegios.

Si le gusta la poesia le recomiendo a Alejandra Pizarnik y/o Idea Villariño.

Un saludos estimada.

Eleanor Rigby dijo...

Pibe de sistemas: es como le decía al Licenciado, mire, eso que pasa entre dos personas no se vuelve a repetir jamás, es lo que hace que una relación sea única. Ese otro se lleva para sí algo que por el amor mismo entre ambos le pertenece.

Thotila: El desamparo es parte de nosotros. Nacemos en bolas y a los gritos, y ante las vicisitudes del mundo estamos igual que como en aquel día primero.

Voy a pasearme por eso que me recomendó, a Alejandra la he leído x ahí...

Abrazo a los dos.

Syd dijo...

La etiqueta que le pusiste quedo perfecta, es una historia llena de melancolia, asi como a Menage, tambien me recuerda una entrada que hice sobre el reencuentro con alguien que en su momento tambien me significo tanto, despues, despues ya no fue lo mismo.

Una situacion de esas de la vida, pasa inevitablemente.

Ahora voya la parte 2

Eleanor Rigby dijo...

Syd: el texto de Ménage es muy fuerte también, y tiene ese toque particular del mes...en el de ella esas naranjas...ese banco, este es otro banco, otros árboles...

Pasame el link sobre ese relato del desencuentro, quisiera leerlo.

Nunca es lo mismo, el después es distinto, es un ahora que no es el de antes. La vida es así...

Syd dijo...

El mio no es tan dulce, fue un reencuentro muy breve donde si se recordaron lindos detalles, pero no acabo muy bien jeje

http://ssydd.blogspot.com/2010/07/ya-recordaste.html

Ustedes lo escribieron mejor que yo.


Besote!

Eleanor Rigby dijo...

Syd: Mucho de eso sabe...las huidas, las risas, la complicidad, la amistad trasformada en pasión...
Si pasó lo que describe...ella se lo perdió, sabe. Y usted que la ilustró como un artista solamente sabe hacero...Únase a mi club. jeje

Un abrazo, me gustó mucho su relato.