Mañana de Marzo...

El café con leche quema el alma, 
el desayuno es monótono y sombrío,
mi mirada se ha perdido, desvanecida
en el fresco de la mañana.

De fondo los ruidos apenas perceptibles
del barrio hacen un eco en la cocina,
la ventana sin sol desluce las plantas
tristes testigos de mi vida rutinaria.


El peligro no es algo que me preocupa,
duele más la incertidumbre, 
el peso de una traición que antes fuera 
sólo un fantasma de un pasado más que lejano.

Y ahora los días no tienen sentido,
la casa vacía de eso que antes la llenaba.
El otoño se avecina, los fríos, la soledad
y con él la quietud eterna del artista.

17 comentarios:

Etienne dijo...

De la vida cotidiana salen los pesares más profundos y las letras más conocidas.
Muy lindo, aunque triste, tu texto!!

Besos!! (y bienvenida de regreso??)

furgoner dijo...

era hora, anque es abril

es verdad lo de la incertidumbre
me pesa en la bolsa de los ojos

Mariela Torres dijo...

Un día un poco sombrío, pero la poesía es hermosa.

Besos.

Eleanor Rigby dijo...

Etienne: digamos que de regreso, al menos en este blog, estan saliendo cositas para éste!

Eleanor Rigby dijo...

furgoner: así fue este marzo, abril trajo otras cosas, ya les ofreceré para la lectura...

Eleanor Rigby dijo...

Mariela: sombría, si, me alegro que le guste la poesía.

Tia Lelé dijo...

Hola mi niña.
Que suerte que has regresado...
Ya volverán los poemas más alegres cuando tu rumbo sea más claro.
Besote de la tia que te ama.-

Tatuagem dijo...

Nunca es tarde salir de esta incertidumbre!

Buen poema!

Saludos!

Eleanor Rigby dijo...

Tia Lelé: igual me gustan los poemas asi....un beso.

Eleanor Rigby dijo...

tatuágem: la incertitumbre...fiel amiga del pensamiento.

Gracias!

Yoni Bigud dijo...

Muy buenas líneas. Yo supongo que la quietud del artista nunca es eterna, pero es solo una opinión.

Un saludo.

Lola dijo...

El artista nunca se aquieta... algo palpita adentro...

Eleanor Rigby dijo...

Yoni: nunca el artista puede estar quietom, sólo lo aparenta en ocasiones...

Lola: así es, siempre latente, así desaparezca, algo en lo que trasciende lo mantiene vivo.

Reyes Del 2do dijo...

Lindo lindo, me hace recordar mis años de desgracia asido a una botella de café al coñac como si fuera un coca de medio litro.

Brayanus Muchus dijo...

grosa! un abrazon para la mala onda! y una felicitacion por lo lo bueno que esta escrito el escrito! me encanta, hacia rato no te leia :P

Eleanor Rigby dijo...

Reyes:me parece que no era tan desgraciado, al menos tenía café al coñac!

Eleanor Rigby dijo...

Brayanus: hay más en un cuaderno, debería ponerme a pasarlo... leémemas seguidoy yo posteo..es un trato.