Antiguo dolor

Yacía ella acurrucada bajo la higuera, condenada con miles de inquisiciones, aquello tan temido!
lo que la había vuelto al firmamento hoy la sepultaba nuevamente en cenizas.

Puede volver a resurgir? El dolor causado generó su autodestrucción.
La anquilosada tristeza encendió de modo tal el alma fénix que la desbastó por completo.

Con las huellas del destrozo que puede hacerse?
Aquello intangible sobrevolaba el polvo gris plata en busca de un álito de vida

Como si no quedaran atisbos de esperanza todo comenzó a entristecerse alrededor
El ánima vaga por las calles de la ciudad simulando o creyendo que aun puede más que contemplar

A la espera o no de lo que tiene que ser; a la opresión profunda que no halla lugar
A la lágrima suspendida que no quiere brotar; al silencio eterno de la espera de su amor...

2 comentarios:

Mariela Torres dijo...

Muy hermosa prosa. El alma fénix sufre en su destrucción y renacer.

Gabriela F. dijo...

Hola llegue hasta aqui desde el blog de Mariela y me quede encantada con "antiguo dolor" sinceramente muy ilustrativo y sentido
Voy a pasarme mas seguido y desde ya que te agrego a mis espacios de blog preferidos.
besos
GabY.